Bienvenido

Bienvenido

 ¡Hola!

Deseo que estés bien y te doy la bienvenida. Si tú quieres yo estaré encantada de ayudarte a definir tu propia escalera que te lleve hacia tus objetivos.

Pero ahora, me gustaría compartir contigo que he estrenado proyecto y estoy muy ilusionada. Hace un tiempo que tenía pendiente renovar la página web que hice hace 10 años y darle un giro y una transformación.

Así que este ha sido el mejor año para retomar sueños, tareas pendientes y ponerme manos a la obra en dedicarme tiempo para mi.  ¿Tienes algún proyecto pendiente de poner en marcha?

Yo si lo tenía, hace un tiempo que lo tenía en mente pero nunca me ponía así que se me presentó la ocasión perfecta para ello y llevo unos meses trabajando en ello con mucho cariño.

Lo que sí te puedo prometer es que le he puesto mucha ilusión y que estoy totalmente enfocada en seguir acompañando a personas.  En este espacio quiero compartir contigo artículos, reflexiones y conocimientos que puedan ser útiles para ti.

 

¿Puedo compartir una curiosidad contigo?

Cuando era adolescente soñaba con ser periodista. Es cierto que coincidió con la época de la serie “Periodistas” de Daniel Écija protagonizada por José Coronado, Álex Angulo, Belén Rueda, Alicia Borrachero y muchos otros que quizás más de uno de vosotros podáis recordar. ¿Pudo influir la serie? Quizás sí, algo pudiera influir pero había algo más que me atraía y llevaba mi atención a esa dirección.

El verdadero motivo por el que el me fijaba en esa profesión es porque me gusta escribir y disfruto haciéndolo. Si soy sincera conmigo misma, reconozco que no lo hago tanto como me gustaría. Apenas escribo últimamente y ya no recordaba la satisfacción que me produce llenar una página en blanco, poner una letra detrás de otras dándoles sentido y dejando que tomen voz propia.

Si disfruto escribiendo, ¿cómo puede ser que no escriba apenas últimamente? A ti, ¿Te ocurre? ¿Dedicas tiempo a hacer aquello que te gusta?

Cuando tenía que escoger profesión descubrí acertadamente que la psicología era mi vocación, escuchando lo que de verdad me mueve como persona. Yo quiero estar allí dónde haya personas y poner todo mi ser en conversar, conocer, escuchar, acompañar. No me olvidé entonces de lo que me gusta escribir, sino que pensé que cualquier profesión podría abrirme un mundo y siempre podría escribir mi manera de ver ese trocito de realidad.

Entre las prisas, las obligaciones, la rutina y el devenir de la vida escribo menos de lo que me gustaría.

Aunque nunca he dejado de escribir por completo… Lo que no he dejado nunca de hacer es el hecho de mandar cartas. Sigo siendo una romántica y aún envío cartas y postales por correo postal. ¿Recordáis la emoción que se siente al encontrar una carta en el buzón? No hablo de facturas ni de propaganda sino el hecho de identificar la letra de un/a familiar, amigo/a o un ser querido que te escribe una carta a casa y la emoción que sientes al abrir el sobre y ponerte de lleno en la lectura. Adoro recibir cartas pero quizás sea todavía mejor cuando las cartas las escribo yo… Es todo el ritual él que tiene su encanto: buscar un rato para mí, sentarme, elegir un papel y un bolígrafo, abrir el corazón y escribir a mano poco a poco sin prisas en el orden que marcan las ideas y sentimientos.

Pues hay que ponerle remedio y es que estoy totalmente decidida a compartir contigo.

Si a ti también te ocurre, te invito a que hoy mismo dediques 5 minutos para retomar aquello que tanto te gustaba hacer y que has dejado de hacer por falta de tiempo. ¡Hoy es el mejor día para comenzar!

Te mando un abrazo virtual y deseo que estés bien.

 

PATRICIA VILLANOVA